Movimiento expresivo: danzando “Los días raros” de Vetusta Morla

BIOenergética

Utilizamos las características de diversas disciplinas para nutrirnos y desarrollarnos terapéuticamente: el uso de la danza y el movimiento es una alianza idónea para ahondar en los potenciales de cada un@ además de disolver los bloqueos somato-emocionales existentes, dando lugar a un proceso corporal integrador de las emociones reprimidas.

Cuando el cuerpo se mueve es cuando sucede la experiencia interna de vida.

Con el cuerpo en movimiento podemos percibir la información sutil que éste nos proporciona. Es un intercambio entre las sensaciones del cuerpo en reposo y el cuerpo activado: en el contraste (comparación) es cuando experimentamos dichas sensaciones y podemos identificarlas, ponerles nombre.

Si no hay movimiento la percepción del propio cuerpo es mucho más superficial. Sin embargo, tras el movimiento, en reposo de nuevo, somos más sensibles a lo que el cuerpo nos dice. Es ahí, en esos instantes, cuando somos el cuerpo, nos integramos con nuestro cuerpo físico y emocional, y es cuando se producen la asimilación de los sentimientos y emociones que nuestro cuerpo alberga y que, con más fluidez, pueden emerger a nuestra consciencia.

El trabajo de movimiento corporal es una manera muy práctica de vivenciar nuestras luces y sombras. O expresado en otras palabras, nuestros potenciales del Ser y nuestros depresores.

Algunos atributos que pueden explorarse desde esta práctica y nos limitan nuestra autoexpresión son...

  • la vergüenza,
  • la baja autoestima,
  • la sumisión,
  • la falta de asertividad,
  • los temores a expresarse,
  • la poca valía personal o
  • la ausencia de placer.

Del mismo modo, se exploran atributos que potencian y expanden nuestra autoexpresión como...

  • la autoconfianza,
  • la presencia,
  • la tolerancia a ciertas emociones difíciles,
  • la alegría del Ser,
  • la conexión desde el cuerpo-corazón-alma o
  • la sensibilización al contacto afectivo.

Esta vivencia de movimiento corporal está influenciada por los beneficios de disciplinas que beben de la danza o la terapia corporal: BIOenergética, contact improvisación, diafreoterapia, 5 ritmos, gestalt corporal, biodanza, Feldenkrais, ecstatic dance, terapia corporal integrativa, openfloor... Todas ellas nutren la experiencia del Ser a través del cuerpo.

El cuerpo, al sentirse a través del movimiento, comienza a ser liberado de las cadenas que lo aprisionan e impiden su expansión espontánea y natural. En el movimiento te cuidas, te acoges, te amas.

¿Qué te ha parecido?

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 4.00/5 en 2 votos

Lee todos los artículos del Blog

Movimiento expresivo Vetusta Morla

Hecho con mucho