“Námaste” es el saludo habitual procedente de la India, procedente del sánscrito नमस्ते. Mientras el sustantivo “namas” significa ‘homenaje’ o ‘reverencia’, el pronombre “te” hace referencia a ‘ti’ o ’usted’, por lo que el significado literal sería “te honro”, aunque el significado figurado de “námaste” sería “saludo y honro el Ser que hay en ti”.

Námaste puede ampliarse a un uso más profundo y espiritual: “El Dios que hay en mí da la bienvenida al Dios que se halla en ti”, “Mi energía más elevada saluda tu energía más alta” o “Lo divino en mí saluda a lo divino en ti”.

Este saludo se realiza al principio y al final del yoga, aunque tradicionalmente, en Asia es un saludo habitual, como señal de respeto, usado también en el budismo. Habitualmente, va acompañado del “Atmanjali mudra” y una inclinación de la cabeza hacia adelante como reverencia y conexión con la persona de enfrente.

Námaste es más que un “hola” o “adiós”, es un reconocimiento profundo al Ser que habita en el otro y a la unidad espiritual que todo lo envuelve.

«Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno»


Námaste.

Deja tus comentarios
Nombre
Correo electrónico
Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.