Servicios

Mi pasión a tu servicio

Acompaño y oriento a personas en su crecimiento. Existen varias maneras de hacerlo. Te presento cómo ofrezco mis terapias:
Análisis Bioenergético Bioenergética

Terapia individual

Guío procesos de acompañamiento de personas hacia su bienestar personal, físico y emocional.

Terapia de pareja Málaga

Acompañamiento de parejas

Apoyo a parejas con necesidad de resolver y mejorar su vínculo amoroso.

Terapia individual Málaga

Terapia BIOenergética

Facilito una terapia integradora a través del Análisis Bioenergético: sanar a través del cuerpo.

Terapia Online

Terapia Online

Una manera práctica de cuidarte emocionalmente desde la seguridad de tu casa.

Acudir a terapia

reserva cita

Te ofrezco comenzar o retomar tu proceso de bienestar y crecimiento personal desde una terapia humana, confiable, empática, cercana, respetuosa y segura, tanto individualmente como terapia de pareja.

A veces dar éste paso puede costarnos. Si estás leyendo esto, ya estás dando un gran paso para cuidarte.

Mi consulta está en Málaga, cerca del CAC y Vialia.

Hagámos juntos
este camino.

¿Cómo funciona la terapia?

Te explico en 3 pasos en qué consiste una terapia:
0%
Entrevista
0%
Plan de trabajo
0%
Proceso

En la primera sesión recogemos los datos necesarios para conocerte y comprender adecuadamente tu petición de porqué acudes a terapia:

¿Qué te ocurre? ¿qué necesitas? ¿qué quieres conseguir? ¿qué esperas cambiar…?

Posteriormente, trazamos un plan de trabajo, una dirección, sobre la cual pondremos las herramientas necesarias al servicio de tu petición.

Un enfoque integrativo y holístico es la mejor herramienta para atender a tus emociones, sensaciones y pensamientos.

El siguiente paso es el proceso en sí mismo, es decir, la terapia. Teniendo en cuenta tu petición, el plan de trabajo y las herramientas escogidas, realizaremos el proceso terapéutico que te ayudará a conseguir tus objetivos.

El 11% restante es el que, tras tu proceso, ¡podrás aplicar por ti mismo en tu día a día!

Preguntas con respuestas

A continuación respondo a algunas de las preguntas y dudas que aparecen cuando nos planteamos acudir a terapia.

La duración, la eficacia, la herramienta terapéutica utilizada, para quién va dirigida… son las más frecuentes.

Si tienes alguna pregunta que aún no he respondido me gustaría que me te pusieras en contacto conmigo por cualquiera de los medios habituales:

La terapia es un acompañamiento en cada aspecto de tu ser y tu vida que desees explorar y profundizar, tú decides qué temas tratar y hacia donde ir, mientras que el terapeuta te propone nuevos caminos o propósitos. Algunos pueden ser:

  • las preocupaciones que te inquietan,
  • las situaciones que te molestan o que no sabes cómo manejarlas,
  • los patrones que se repiten una y otra vez provocando infelicidad e insatisfacción,
  • los pensamientos recurrentes u obsesivos que se adueñan de ti,
  • las emociones reprimidas que no sabes expresar fácilmente o aquéllas que expresas sin control,
  • el carácter que has desarrollado en tu vida para protegerte,
  • y las pautas que te pueden ayudar a mejorar.

Las herramientas que utilizo en la terapia son la Gestalt, el Análisis Bioenergético y el Eneagrama.
La terapia es un proceso dinámico, expresivo, profundo, responsable, práctico y vivo, donde podrás permitirte expresar aquello que está reprimido, observar nuevas perspectivas frente a un patrón repetitivo o desahogarte de todo aquéllo que te perjudica.

Puede hacer terapia cualquier persona mayor de edad que necesite solucionar problemas o mejorar su calidad de vida.

La terapia está dirigida a cualquiera que esté viviendo una situación con angustia y malestar, reciente o desde hace tiempo, y que le limita o impide vivir la vida de una manera satisfactoria, libre, serena, placentera, coherente, integrada y amorosa.

La terapia es útil y beneficiosa con temas relacionados con…

  • la ansiedad, la angustia o el manejo del estrés,
  • situaciones traumáticas o que te cuesta superar, como por ejemplo:
    • el fallecimiento de un ser querido o una conflictiva ruptura de pareja (ambos son procesos de duelo),
    • sufrir un accidente laboral o automovilístico, o si has presenciado alguno,
    • sufrir abusos de cualquier tipo (sexual, racismo, homófobos…), acoso laboral (mobbing) o haber sufrido acoso escolar (bullying),
    • padecer una enfermedad grave o alguien de tu entorno con quién te relacionas,
    • o también un brusco cambio de trabajo o traslado a otra ciudad
  • problemas para relacionarte con otras personas:
    • con tu pareja: comunicación, celos, infidelidad, desconfianza, sexualidad, intimidad, desenamoramiento, apego, dependencia…
    • con tus padres: lealtad, sometimiento, autoritarismo, herencia emocional, chantaje emocional, abusos, cuidado de mayores…
    • con tus hijos: desobediencia, hijos maltratadores, dudas en la educación, análisis emocional pre-parto, nido vacío…
    • con tus compañeros de trabajo: envidias, maltrato, explotación, competencia…
  • las dificultades sexuales como son:
    • poco apetito sexual, falta de interés… o lo opuesto, excesivo deseo sexual, adicción a la pornografía,
    • dudar de tu orientación sexual, o temer salir del armario por si tu familia no te acepta,
    • sentirte raro o culpable por tus fantasías sexuales extrañas.
  • la autoestima y la imagen de ti mismo:
    • si percibes una baja autoestima, vergüenza o sentimiento de inferioridad,
    • te sientes desmotivado, apático o sin interés por nada,
    • sientes un vacío interior y nada tiene sentido,
    • y en general si en tu cuerpo experimentas tensiones, molestias o dolores que sientes te limitan.
  • con tu crecimiento personal:
    • sanar las heridas del pasado que aún viven hoy,
    • mejorar tu confianza, creer en ti,
    • comprender por qué sientes, piensas, actúas así,
    • distanciarte de tu máscara,
    • aprender a manejar tus emociones (inteligencia emocional),
    • y vivir plenamente.

Ya has llegado hasta aquí. Sigue tu instinto.

Cada persona y cada situación son únicas, por lo que la terapia se adapta a las necesidades particulares. También en la duración: llevamos toda la vida pensando, sintiendo y actuando como lo hacemos. Y si queremos cambiar algo vamos a necesitar tiempo, perseverancia, compromiso y paciencia.

Existen procesos breves, para la toma de decisiones o para reducir el estrés, y procesos más profundos que pueden durar meses. Todo por revisar, modificar y fijar los aspectos que necesites para vivir una vida más placentera, sencilla y calmada.

El proceso de terapia es un trabajo en equipo entre tú y yo, terapeuta y persona que acude. Por tanto, la eficacia y los resultados de la terapia serán proporcionales al nivel de implicación, compromiso y ejecución que ambos pongamos.

En la terapia podrían aparecer ciertas resistencias al cambio, normales en cualquier persona. Una vez superadas éstas, la progresión de la terapia dará sus frutos.

Herramientas terapéuticas

Deja tus comentarios
Nombre
Correo electrónico
Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.